viernes, enero 10, 2014

A

Necesito dormir,
pero no le encuentro el sentido.
Como tampoco lo tiene
tu muerte
ni que yo mañana despierte.

Para qué.

Si todos los días son iguales.

Todos nublados,
sin matices,
sin blanco,
sin negro,
sin la amplia escala de grises
que se supone que hay en medio.

Te llevaste los colores
y me dejaste aquí.

No hay comentarios: