jueves, abril 30, 2009

par(en)tesis




He tardado diecisiete años en volver;
al mismo balcón,
al mismo sol,
a la misma vista.

Desde la calle,
puede que incluso parezca
la misma persona.

A lo lejos,
no se sabe si ha pasado el tiempo
ni sirven de nada los tintes
para camuflar sus canas.

El recuerdo me llena los pulmones.

Una calada
y me rodean de nuevo
tus brazos medio dormidos,
dándome los buenos días
a la espalda.

Otra,
y tu sonrisa me hace
cosquillas en la nuca,
preguntando cuánto te quiero
a esas horas de la vida.

Tras la tercera,
apoyas en mi hombro tu barbilla
que, curiosa, rebusca
aquello que ahí fuera
roba todo mi interés.

La felicidad.
Y me vuelvo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Allrightttt!!! ;)

Anónimo dijo...

Ya, pero para cuando dejarás de fumar?

María Leach dijo...

muy gracios@... ;-)