viernes, octubre 10, 2008

Lugar



No me importa esperar,
si así llego antes a ese sitio
que me enseñas,
poco a poco y con sigilo,
y que algún día alcanzaré.

No me importa sufrir,
si así serás más plena,
aquí y ahora,
antes de que partas,
sin demora,
y te pierdas en un fin.

No me importa naufragar,
si así puedo aceptar,
cuantas veces haga falta,
los vaivenes asombrosos
que te guardas,
tan divina y tan celosa
en lo hondo de tu ser.

No me importa, mi vida,
porque eres la única que tengo
y tendré nunca,
el regalo más valioso
libre y franco,
que jamás recibiré.



...

No hay comentarios: