viernes, marzo 02, 2007

Les choses


Es ya final de mes
y por aquí no se escuchan tus pasos.
El mundo entero ha cobrado,
pero yo te aguardaré.

Y todos se ríen de mí
porque pierdo el tiempo esperando,
porque los momentos no llegan,
porque hay que ir a buscarlos.


Aún así no sé evitar
creer en ti de pronto;
al doblar una esquina,
al cruzar una puerta,
al torcer una calle,
por sorpresa.

Para los idealistas
no hay sueldo.
Para los realistas
no hay sueños.

En el medio,
yo.

Para los indecisos e indecisas,
ni penas ni delicias.

Qué espanto.

Para los miedosos y miedosas,
un muro de losas que lloran.

¡Oye!

Y para los y las quejicas,
azotainas y pellizcos.

¡No es lícito!

Los que lo crean injusto,
que se cambien de mundo.

Pues adiós, Lobo Feroz.
Buen viaje, Caperucita.

Y me perdí en la lejanía.

Ya soy adulta,
¿no me dais la bienvenida?

Lección segunda:
No perder la inocencia jamás.

¿Es broma?
No. Es interpretar las cosas.

¿Y la tercera?
Es no tener impaciencia.

¿Cómo?
No es excepción la sordera.


©ML'02

No hay comentarios: