lunes, enero 15, 2007

Alea jacta est


Están las puertas tapiadas,
…y no sé cómo se cierran.

De matriz lágrima inversa,
de logaritmo sin aritmética,
es la raíz cuadrada bromista
que eleva al cubo mi pena,
que multiplica las cifras
que dividen mi existencia,
que va sumando fatigas
…y no sé cómo se restan.

Tras ensayar muecas en tubos
con fórmulas equivocadas,
tras quemar mi aliento crudo
y helar, a fuego lento, mis ansias,
no sé cómo resolver este mundo
de sangre, pero sin válvulas,
cuando corre un pobre coágulo
por mis venas a sus anchas…

Tampoco sé cómo,
sin embargo…
por la misma paradoja
cae del sol un día opaco
y alborean, luminosas,
noches de entre lo extraño,
con la dicha como estrofa,
con la risa, versos magnos,
se hacen poetas las sombras,
se hace rima lo callado.

En cambio, sí sé,
qué muertos vivimos a veces…
los vivos tan muertos,
los muertos tan vivos,
y qué vivos morimos.

...

Sin cortinas, sin persianas.
Están las ventanas abiertas,
la luz no sé cómo colarla.

©ML'2001
©Marc Juan (foto)

No hay comentarios: