jueves, diciembre 21, 2006

Canimal Farm


Tengo un erizo
de puntas suaves,
de suaves pinchos.
Y tengo un cobaya
de pelo sangrante,
sangrante es su mata.

Y tengo una vaca
en un prado nadando,
pescada entre vallas.
Y tengo una araña
que da leche y manteca
en una pecera.

Y tengo un caballo
que, cuando grazna,
relinchan los patos.
Y también una rana
que, cuando florece,
le croan las dalias.

Yo rijo una granja
de genética ebria,
de involución libertina,
donde nada es lo que parece,
y a nadie parece una finca.

Con labrantíos y reses,
con pajares y cencerros,
esta insólita morada
es un corral picaresco;
y hay quien dice que su dueña,
-de entre todas sus trabestias-
es la más animalada.

©ML'2002

No hay comentarios: